En ocasiones, los profesionales de las reformas integrales en Ponferrada se tienen que enfrentar a la adaptación de una vivienda para una persona que tiene necesidades especiales de movilidad.

Esto puede parecer un inconveniente para la familia, pero no es necesario que sea el caso. Siguiendo unas pautas básicas y con la ayuda de profesionales, la adaptación se llevará a cabo sin problemas y ayudará muchísimo a la calidad de vida de toda la familia, especialmente del afectado. Antes de enfrentar las reformas integrales en Ponferrada necesarias, ten en cuenta una serie de cosas.

Lo primero es que no todos los que necesitan espacios adaptados tienen las mismas necesidades. Por eso antes de nada hay que plantearse cuáles son los elementos que vamos a necesitar renovar. Si nos enfrentamos a una afectación progresiva, más vale mirar hacia el futuro y adelantarse a las necesidades que vendrán.

Un elemento que suele ser común es la necesidad de salvar desniveles, especialmente si estamos hablando de un usuario de silla de ruedas. Si la casa tiene escaleras, se impone el uso de ascensores o plataformas elevadoras. Si hay escalones sueltos, puede que una rampa sea suficiente, siempre teniendo en cuenta que el desnivel ideal no debería superar el 10 %. En cuanto a las sillas de ruedas, debemos también contar con que puertas y pasillos sean lo suficientemente anchos y los interruptores y pomos de puertas estén a una altura adecuada.

Otro de los puntos claves es el baño: poner la ducha a pie plano, tener las agarraderas y barandillas necesarias y adecuar la altura del inodoro son los pasos más comunes. Tal vez hagan falta también sillas de ducha u otros elementos auxiliares.

Este tipo de reformas son un paso muy importante para una familia, y en Espacios La Encina queremos acompañarte en este momento tan delicado para que todo salga bien.